Max Cavalera reluce su lado político para denunciar el populismo de derecha

"Return to Roots, Max Cavalera" by Rubén G. Herrera is licensed under CC BY-NC-SA 2.0
"Return to Roots, Max Cavalera" by Rubén G. Herrera is licensed under CC BY-NC-SA 2.0

El líder de Soulfly, Max Cavalera, habló sobre su tendencia a abordar temas sociales y políticos en su música.

‘Todavía disfruto de los mensajes políticos, y algunos de ellos son bastante fuertes. Si miras un álbum como ‘Chaos AD’, a pesar de que se hizo hace 30 años, parece que muchas de esas canciones encajan perfectamente en el mundo ahora mismo, como un guante, incluso más que cuando se escribió. O Nailbomb -el proyecto paralelo de Max en la década de 1990-, Nailbomb es el ejemplo perfecto. Estábamos haciendo una gira de canciones de Nailbomb hace dos años, y fue fantástico, y un poco espeluznante, cómo esas canciones que tenían 20 años, encajan mejor con los tiempos ahora que cuando las escribimos en primer lugar.’

‘Probablemente haría más de ese tipo de cosas, porque disfruto tener una voz’, continuó. ‘Hay cosas correctas y cosas incorrectas, y se muestran muchos mensajes incorrectos. El problema, creo, es que tienes Internet y todo el mundo tiene una plataforma, y ​​tienes mucho lavado de cerebro, especialmente aquí en los EE.UU.’

Max Cavalera, que nació y se crió en Brasil antes de mudarse a Phoenix, Arizona a principios de la década de 1990, se refirió al auge del populismo de derecha en todo el mundo y dijo que Donald Trump usó el peso de la oficina más poderosa del mundo para dar al legitimidad del movimiento.

‘Lo que Trump hizo aquí fue realmente quitarse la máscara y exponer toda la fealdad que había debajo de Estados Unidos’, dijo Max. ‘Pero ahora se han quitado las máscaras. Y es una locura. Y mi país, Brasil, no esta mejor. Tenemos a Bolsonaro, que es un producto de la era Trump. Este tipo es incluso mucho peor que Trump. Quiere matar a todos los indios y legalizar el asesinato y hacer que la policía vaya a las favelas y simplemente mate a todos. Quiero decir, este tipo es un bastardo enfermo. Tiene el control en Brasil. Ojalá Brasil se despierte también y también haga un cambio en el futuro’.

Cavalera tiene la esperanza de que algo bueno provenga de la era Trump y la crisis del coronavirus, posiblemente de manera inconsciente.

‘Cuando estamos en momentos como este, sale mucha buena música’, dijo. ‘Durante los 70, tuvimos la guerra de Vietnam, así que salió toda esa gran música: Creedence Clearwater Revival y la era Woodstock, todos los revolucionarios como Gil Scott-Heron. Luego en el 77, el punk estaba en el centro de atención cuando Margaret Thatcher llegó al poder en el Reino Unido, y de eso surgió una gran música. En Estados Unidos, en los años de Reagan, surgió una gran música. Así que ahora probablemente sea un buen momento para que salga buena mierda. Especialmente con COVID, hombre, mucha gente está en casa escribiendo sus cerebros. Creo que veremos mucha música el próximo año.’

El proyecto paralelo de Max, Killer Be Killed, acaba de lanzar su segundo álbum, ‘Reluctant Hero’, a través de Nuclear Blast. A él se unen en el supergrupo Troy Sanders, Greg Puciato y Ben Koller, conocidos por sus participaciones en Mastodon, The Dillinger Escape Plan y Converge, respectivamente..

En junio pasado, Soulfly lanzó un nuevo EP digital, ‘Live Ritual NYC MMXIX’. El disco se grabó en The Gramercy en la ciudad de Nueva York el 11 de febrero de 2019, mientras Soulfly estaba de gira en apoyo de su álbum más reciente, ‘Ritual’. El audio del EP fue mezclado y masterizado por Charles Elliott de Tastemaker Audio. La portada estaba compuesta por fotos en vivo tomadas por Rodrigo Fredes.

‘Ritual’ se lanzó en octubre de 2018 a través de Nuclear Blast. El seguidor de ‘Archangel’ de 2015 fue producido, grabado y mezclado por Josh Wilbur.

Web Oficial | Facebook | Twitter | Instagram | YouTube | Spotify

Nota original traducida de Blabbermouth.net: MAX CAVALERA: TRUMP’s Presidency Exposed ‘All The Ugliness’ Of America’s Underbelly

Foto original de Grywnn, cargada a WIkimedia Commons.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*